En búsqueda de la agilidad empresarial

  1. ¿Cómo funciona realmente?
Muchos asimilan a la agilidad como “hacer lo que sé, pero rápido” eso no se acerca ni poco a lo que en realidad es. La agilidad empresarial busca mucho la capacidad en que un equipo o la empresa como tal puede adaptarse a los cambios externos y problemáticas que surgen. El crear equipos multidisciplinarios dedicados a las tareas y con diferentes habilidades permitirá esa ruptura y análisis dinámico para los cambios externos.
  1. ¿Dónde funciona y dónde no?
El proceso de agilidad necesita de entrenamiento, cambios de comportamiento y frecuentemente de mucha información actualizada de tecnologías.  Esto para poder generar la innovación y hacer adaptable el proceso. Es por ello que en áreas como ventas o atención al cliente es un poco difícil ya que existen muchas variables y cambios dependiendo del cliente.
  1. Empieza en pequeño y deja que se esparza.
El proceso de la agilidad se mantiene y se puede esparcir en las diferentes áreas de una empresa. A excepción de áreas donde se tengan muchos factores externos y que no se puedan controlar. Sin embargo, esto no quiere decir que, si se implementa un equipo en el área de proyectos, este no impacte y se esparza la forma de trabajar a otras áreas de la empresa.
  1. Permite que los “Masters” realicen sus practicas
Siempre tendrás gente experta en un tema, a ellos debes de dejarlos trabajar por su cuenta y que encuentren su propia manera de realizar las tareas, para después acoplarlos a un equipo de trabajo, de lo contrario estarías inhibiendo y controlando su agilidad. Haciendo el proceso menos productivo y con mayor descontento.
  1. Practica la agilidad en la parte superior
En los altos mandos, la agilidad permitirá realizar cambios relevantes en momentos cruciales para una empresa. Busca que tus directivos y gerencias trabajen en situaciones de cambios externos, esto como lo dice el punto 3, hará que ellos mismos compartan esta forma de trabajar con los demás.
  1. Destruye las barreras de los comportamientos en la agilidad
Muchos creen que la agilidad va de la mano con la rapidez, o con lo que cada uno puede hacer, pero en realidad va más con las capacidades de adaptación de un equipo de trabajo. Debes  dejar siempre claro cuáles son los puntos principales de este proceso y así no habrá malos entendidos o malos hábitos.
El proceso de la búsqueda de la agilidad parte de una investigación, prioriza las reservas o cuidados del plan, convierte las ideas en módulos que se controlan por metas cortas, alcances y tiempos. Se ponderan esos módulos en cuanto a su relevancia, revisión y riesgos, marcando un plan para su desarrollo y la lista de las cosas por hacer. Y por último coloca todas estas actividades en un pizarrón Kanban para que enlistes pendientes, progreso, revisión, y tareas terminadas por participante del equipo. También puedes hacer uso de plataformas electrónicas o programas como Project para estos puntos.
La gestión de la agilidad es una herramienta que ha beneficiado y es la base de muchas empresas tecnológicas o de vanguardia hoy en día como aquellas compañías de streaming de películas o música que buscan un mejor desarrollo y se deben de ajustar a cualquier problemática que puedan tener.
En BBM Advance como consultora mexicana creemos en la importancia de la aplicación de nuevos métodos de gestión empresarial, que permitan un mejor desarrollo y se acoplen a este mundo de cambios drásticos que hoy tenemos. Muchas veces el problema está en la gestión empresarial, no tanto en la gente, o solo en el liderazgo. Te invitamos a conocer un poco más sobre la agilidad y lo que puedes hacer en tu empresa en el siguiente link:

https://hbr.org/2016/05/embracing-agile

Posted in Cultura, Estrategia, Gestión, Liderazgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *