Pensamiento Exponencial: Dile adiós a tu pensamiento lineal

Nosotros, los seres humanos actuales, evolucionamos en un mundo local y lineal. Si algo sucedía al otro lado del planeta nadie lo sabía. La vida era lineal, es decir muchas cosas no cambiaron durante siglos, o milenios.
Pero, ¿Qué está pasando ahora? Los avances en la inteligencia artificial, la robótica, la informática, las redes de banda ancha en todas partes, la fabricación digital, los nanomateriales, la biología sintética y muchas otras tecnologías han hecho que el mundo en el que vivimos se convierta en un mundo global y exponencial. El problema es que nuestros cerebros no fueron diseñados para asimilar esta velocidad de crecimiento de los procesos. Nuestro pensamiento lineal no comprende este progreso exponencial.
Para poder aprovechar todos estos avances tecnológicos cuyo objetivo es el facilitar la vida de todos y obtener mayores ganancias en las próximas dos décadas que las que se han tenido en los últimos doscientos años, es acabar con este pensamiento lineal, la mente del ser humano debe evolucionar al igual que lo ha hecho la tecnología.
Y este cambio de pensamiento lineal a pensamiento exponencial debemos aplicarlo de manera personal y en las empresas.
¿Pero en qué momento se convierte una industria con crecimiento lineal en una industria con crecimiento exponencial? Una forma muy simple de responder es decir que una industria cambia de lineal a exponencial cuando el objeto de esa industria se vuelve la información.
Y cuando lo que tenemos es información, la cual corre sobre la tecnología (dispositivos móviles, por ejemplo), hacemos que la posibilidad de acceso a esa información sea dependiente del crecimiento de la tecnología y que sea adoptada por los usuarios, que, en estos momentos, siguen un modelo exponencial, porque hoy en día mucha gente ya no compra las cosas que necesita de manera física prefieren entrar a una tienda de Apps a adquirir las aplicaciones que les permitan satisfacer sus necesidades.
Lo anterior se puede explicar con situaciones reales como en las industrias de la Música y Editorial donde el contenido que vivía en un soporte físico ahora lo hace en un soporte digital.
Todos recordamos cómo Napster (y posteriormente iTunes) dinamitaron una industria donde lo que primaba era el acceso al soporte físico (un LP de vinilo, un CD, una cassette). Cuando éste dejó de importar porque podías acceder directamente al contenido (un archivo .MP3) vía un dispositivo digital (un ordenador conectado a Internet), la industria de la música pasó de un modelo Lineal a uno Exponencial.
Este pensamiento exponencial te permitirá abrirte a nuevas experiencias, innovar tus procesos de marketing, de ventas y producción, para ofrecer un servicio único que satisfaga y supere las expectativas de los clientes y que se refleje en un aumento exponencial en tus ganancias.
Posted in Cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *