Benchmarkng (1)

El benchmarking no es el simple copiado de ideas desarrolladas por otras compañías

“El benchmarking no se encuentra limitado por un giro o un producto”

Las comparaciones con empresas externas son la mejor opción, puesto que nos permite identificar y destacar las mejores prácticas de la industria y así promover la adopción de dichas prácticas. Esta técnica comúnmente se denomina “benchmarking” cuyo objetivo es identificar el lugar más elevado.
Las empresas coinciden que uno de los principales problemas en la realización de un benchmarking ocurre cuando deben compararse con empresas  cuyos negocios centrales no se parecen a los suyos, pues deben encontrar la manera de hacer suyo el éxito ajeno adaptando sus operaciones a lo que se considere genera mayor valor para los clientes.
Lo que se propone es un benchmark que empiece y termine con el cliente; tomando como punto de partida la necesidad que los productos cumplen o en su defecto, la que buscan cubrir para identificar el verdadero valor que nuestros clientes ven en los productos, dicho de otra forma,  la verdadera razón del ¿Por qué compraron el  producto o servicio?
Sin importar la industria en la que se encuentren, al desmembrar el sistema de entrega de valor en pasos específicos y centralizados en el cliente, el proceso permitirá  a los directores de la compañía  identificar empresas relevantes.
Esto no implica que no se tome en cuenta las operaciones de la  competencia pues también resulta útil conocer que es lo que la competencia hace bien;  se debe prestar atención a  los procesos de los competidores. En cuanto a  logística por ejemplo, esto significaría  comparar el transporte, almacenamiento y  manejo  de inventarios.
Sabemos que obtener información de la competencia es difícil,  pero no imposible así que para identificar el desempeño superior en determinadas funciones de la competencia puedes basarte especialmente en revistas especializadas, consultores, informes anuales,  publicaciones de la compañía “declaraciones de orgullo” y presentaciones en foros profesionales como las plataformas TED donde organizaciones bien gestionadas siguen apareciendo y compartiendo información.
En la actualidad hay casos reportados donde  empresas antes de realizar un benchmarking, lograban ganancias anuales de productividad del 3% al 5%; Ahora alcanzan mejoras hasta del 10%. Además, las personas que participan en el proceso de evaluación comparativa a menudo encuentran que el trabajo se está ampliando y promueve su crecimiento profesional. Se vuelven más útiles para la organización.
Un ejemplo de esto es la empresa cervecera de México Cuauhtémoc Moctezuma ha logrado, tras incorporar el benchmarking como una práctica normal en la compañía, llevar su eficiencia en el uso del agua en el proceso de producción de cerveza (3,63 litros de agua usados por cada litro de cerveza producida) incluso por encima de otras grandes compañías cerveceras.
Esto nos sirve como evidencia para establecer que el benchmark no solo sirve para la venta de un producto, sino también para mejorar los procesos y eficiencias de producción de una fábrica.
Posted in Estrategia, Marketing, Negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *